Entrevista a Daniela Abad, co-directora de Carta a una sombra

54ef52cbbbcf5__8Entrevista a Daniela Abad, co-directora de Carta a una sombra

“EN EL FONDO CREO QUE ERA UNA HISTORIA NECESARIA”:

Carta a una sombra es la ópera prima de Daniela Abad y Miguel Salazar, dos jóvenes directores que nos presentan una película íntima y conmovedora que – inspirada en el famoso libro El olvido que seremos – reconstruye el retrato de Héctor Abad Gómez, médico, académico, defensor de los Derechos Humanos y también padre, esposo, abuelo y amigo que fue asesinado en 1987 a causa de su activismo social.

En diálogo con Abad (nieta de Abad Gómez), pudimos conocer un poco más acerca del proceso de realización de la película y de su estreno mundial en la actual edición número 55 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI).

¿Qué fue lo más difícil de hacer en este documental, siendo parte de la familia del protagonista y abordando episodios tan trágicos?

Realmente fue un proceso muy bonito, no me pareció duro, me parece dura la historia, duro para mi familia, pero en el fondo creo que era una historia necesaria, algo que yo les debía a ellos. Me han dado muchas cosas y es bueno poderles devolver por lo menos algo de todo lo que ellos han hecho por mí. Fue una forma de reconocerlos y de conocer a un abuelo al que no conocí. Tuvimos el apoyo de mucha gente, principalmente de Caracol TV. Es muy difícil hacer películas, pero en esta en particular, creo que no nos podemos quejar, es una historia que mucha gente quiso apoyar.

¿Cómo se conoció con Miguel y en qué momento deciden trabajar juntos en “Carta a una sombra”?

Miguel empezó este documental inicialmente con unos holandeses. Yo estudiaba en ese momento cine en Barcelona y había venido para las vacaciones a Colombia. Para ese entonces ellos estaban grabando unas imágenes en Medellín y yo les ayudé a coordinar algunas cosas de rodaje. Así nos conocimos Miguel y yo. Ambos nos dimos cuenta que la cosa con los holandeses no terminaba de cuajar. De hecho la relación entre ellos y Miguel se rompió. Fue así que decidimos unir fuerzas y trabajar juntos en el proyecto, una vez yo hubiera acabado la universidad.

¿Cuál considera que fue el aporte fundamental de la codirección para el resultado final de “Carta a una sombra”?

Fue fundamental hacer una codirección. La mirada más objetiva de Miguel permitió que mi mirada íntima no llegara a ser demasiado edulcorada, y viceversa. La mirada íntima ayudó a que la película fuera más cercana, más familiar y no tan política como podía llegar a ser.

54fe87cd5858b__carta (1)

¿Cómo llevaron a cabo el trabajo con el material de archivo?

Teníamos un material de archivo muy amplio. Sobre todo en lo que respecta el archivo familiar. Más o menos unas cien horas de cassettes y muchísimas fotos. Las imágenes en video no eran tantas y fue menos difícil su selección. Durante varios meses oímos y transcribimos las partes más importantes de esos audios dejando, por así decirlo, un registro escrito de cada uno de ellos que luego facilitaría la selección. Una de las tantas cosas que me enseñó Miguel, fue que cuando tienes algo escrito puedes manipularlo y revisarlo con mucha más facilidad. Con respecto a las fotos, yo las escanee casi todas y luego fuimos seleccionando junto al editor las más apropiadas para la película. También usamos el archivo fotográfico de la Biblioteca Pública Piloto en Medellín, que tiene un archivo muy amplio y bonito; recurrimos a los periódicos El Mundo y El Colombiano y usamos algunas fotos de Jorge Obando, que a Migue y a mí nos gustan mucho.

¿Cómo fue el trabajo con los textos que Héctor Abad Faciolince narra a lo largo del documental? Cierto correlato que se establece entre el documental y la obra de Abad Faciolince es intencional, ¿fue concebido desde el inicio del documental?

Seleccionamos los fragmentos del libro que nos parecían más bonitos, los que más nos gustaban y además los que hacían de alguna manera avanzar la historia. Muchas veces el libro nos ayudó a explicar cosas que las entrevistas no decían con tanta claridad y belleza. Luego simplemente grabamos esos audios leídos por él y fuimos ordenándolos según la estructura narrativa que teníamos pensada.

Teniendo en cuenta que se formó en la ESCAC, y considerando la tradición de documental de autor que existe en Barcelona, ¿qué elementos de dicha concepción considera más importantes y cómo han afectado su obra, especialmente “Carta a una sombra”?

Realmente yo no estudié dirección documental en la ESCAC, siempre me ha gustado mucho la ficción y esta fue la rama en la que me centré. Sin embargo, no creo ya tanto en esa distinción entre documental y ficción, de hecho lo que más me gusta en el cine es cuando no se sabe muy bien si lo que estás viendo es un documental o una ficción. Porque en realidad no tiene mucha importancia, lo importante es contar historias. El estudio de la dirección de ficción me ayuda a ser, creo, más perfeccionista y muchas veces eso en el cine ayuda a que las cosas salgan mejor. La ESCAC me enseñó muchísimo de lo que sé, le debo a la escuela la mayor parte de mi conocimiento técnico.

¿Cuál es su opinión sobre el estado actual de la producción y difusión del documental en Colombia?

D.A.: Vivo en Colombia hace muy poco y realmente no estoy muy enterada de esto. En líneas generales el público del documental es más reducido, creo que a la gente le da pereza ver documentales porque no tienen mucho conocimiento de lo que son. Siempre piensan que se reducen a documentales de animales tipo Discovery Channel. Poco a poco ha ido cambiando esta idea, hay más público ahora para el documental, una prueba de esto es que ya algunos documentales hayan empezado a mostrarse en salas. Antes esto era impensable.

¿Qué impresión tiene del FICCI y qué significa haber estrenado “Carta a una sombra” en él?

Estar en el FICCI fue una experiencia inesperada y muy emocionante. Me encantan los festivales de cine, me gusta ver que la gente madruga para ir a verse una película. Creo que somos muy afortunados de estar aquí. Me emocionó mucho ver, por ejemplo, que Diana Bustamante, la directora del festival, se emocionara y llorara con nuestra película, muestra que realmente quién está detrás del festival es alguien que ama profundamente el cine y le tiene cariño a las películas que seleccionó, cree en ellas y eso es fundamental.

Nicolás Orlando Quiñones Díaz

Taller de Crítica y Periodismo Cinematográfico (Encuentros Cartagena)

Anuncios

Acerca de encuentroscartagena

Taller de Crítica Cinematográfica
Esta entrada fue publicada en IX Taller de Crítica y Periodismo Cinematográfico y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s